EL mundo parece haber cambiado en los últimos dos meses, ya no sólo gira alrededor del sol, ahora la vida gira alrededor de una pandemia viral, Covid-19, causada por el SARS-CoV2, que continúa evolucionando y generando daños en la salud y economía nivel global. Esta pandemia se traduce sobre todo en incertidumbre y temor tanto entre la población como entre los médicos.

Seguramente llegará el momento en que regresemos a la vida cotidiana. En cuánto tiempo aún no lo sabemos, dependerá de muchas variables, pero definitivamente dejará huella entre nosotros. Nos esperan aún tiempos más difíciles y deberemos estar preparados conociendo a nuestro enemigo viral, conociendo nuestro entorno, con educación para todos y buscando salir de la contingencia de la mejor forma posible.

En la Asociación Mexicana de Cirugía General estamos preocupados por salvaguardar la integridad y salud de nuestros pacientes y también la de los profesionales de la salud y asociados. Lo que antes se manejó como Seguridad del Paciente, ahora incluye también la seguridad para los profesionales de la salud. Los principales sistemas de salud en el mundo se han visto rebasados cuando médicos y enfermeras se contagian. Los cirujanos, nos vamos a encontrar de lleno en el problema dado que tenemos que seguir atendiendo la vida de nuestros pacientes, asi como la necesidad de realizar intervenciones de urgencias y resolver pacientes oncológicos. Asimismo, vamos a tener que intervenir a pacientes COVID-19 positivos y, llegado el caso y la necesidad, vamos a tener que bajar a la ̈primera línea a trabajar y ayudar en direrentes servicios a nuestras actividades habituales .

Estamos preocupados por evitar que el cirujano y el personal de salud en general se conviertan en segundas víctimas, como ha sucedido en otros países. Al mismo tiempo, deberemos brindar la mejor atención posible en salud, con la calidad y humanismo que nos caracteriza. Preocupados por cuidar al personal de salud, atendiendo siempre a nuestra vocación de servicio y sin incurrir en omisiones ni responsabilidades.

La obligación de los cirujanos, como siempre, será dar atención quirúrgica oportuna y de alta calidad que logre los mejores resultados para los pacientes. Pero si los equipos quirúrgicos no están adecuadamente protegidos contra la transmisión del virus durante el brote de COVID-19, la capacidad de nuestros sistemas de salud para proporcionar la atención necesaria colapsará a medida que más y más médicos enfermen o se vean obligados a ponerse en cuarentena.

Las consideraciones del Colegio Americano de Cirujanos son las siguientes:

  • Educar a los cirujanos y otros trabajadores de la salud sobre la prevención.
  • Distancia social e higiene de manos, medidas clave.
  • La mayoría de las infecciones virales llegarán al hospital desde la comunidad.
  • Hacer pruebas a la mayoría de las personas posibles: profesionales de la salud, cirujanos y pacientes.
  • Cancelar todos los procedimientos electivos en pacientes con un pronóstico funcional o vital que no sea significativamente peor que después de un retraso de 2 meses en el tratamiento.
  • Cancelar todos los procedimientos y consultas. Implementar soluciones de orientación a distancia.
  • Utilizar el comité́ de ética hospitalario para dar soporte a las decisiones que habrán de tomarse durante las etapas críticas.
  • Prohibir la visita de familiares. La tecnología puede ser utilizada para mantenerlos informados y en contacto con sus seres queridos.
  • Crear dos áreas o zonas independientes, de Covid negativo y de Covid positivo en UCI, quirófanos y áreas de hospitalización.
  • El equipo de protección personal (PPE), debe de ser utilizado por todo el personal de salud en pacientes positivos y sospechosos que van a cirugía, teniendo en cuenta que en algún momento los insumos faltarán.
  • Cuando el virus es muy prevalente en la comunidad, será ideal tener a los pacientes muestreados antes de la cirugía.
  • No existen datos suficientes sobre la evolución quirúrgica de pacientes COVID-positivos.
  • Moverse rápidamente y actuar antes de ver al virus en su hospital. Si no lo hace, será demasiado tarde.

EL mundo parece haber cambiado en los últimos dos meses, ya no sólo gira alrededor del sol, ahora la vida gira alrededor de una pandemia viral, Covid-19, causada por el SARS-CoV2, que continúa evolucionando y generando daños en la salud y economía nivel global. Esta pandemia se traduce sobre todo en incertidumbre y temor tanto entre la población como entre los médicos.

Seguramente llegará el momento en que regresemos a la vida cotidiana. En cuánto tiempo aún no lo sabemos, dependerá de muchas variables, pero definitivamente dejará huella entre nosotros. Nos esperan aún tiempos más difíciles y deberemos estar preparados conociendo a nuestro enemigo viral, conociendo nuestro entorno, con educación para todos y buscando salir de la contingencia de la mejor forma posible.

Leave a Reply

Open chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿Te podemos ayudar?
Powered by